fbpx

Talleres de jardinería en la escuela infantil: 12 beneficios

Los niños se divierten, mientras aprenden el respeto por el medio ambiente.

Muchos son los beneficios a la hora de aplicar metodologías en la enseñanza de buenos hábitos en la escuela infantil. En Mitete, desde siempre, lo sabemos.

Los talleres de jardinería, son una metodología que “planta” (nunca mejor dicho), una serie de buenos hábitos para fortalecer, sobre todo, el respeto a la Naturaleza.

Hoy, os traemos 12 beneficios que los talleres de jardinería tienen en los más peques de la casa:

  • Aprenden a amar la naturaleza, a conocer  sus ciclos y a aprender técnicas de cultivo.
  • Favorece el trabajo en equipo.
  • Adquieren hábitos saludables al conocer las propiedades nutricionales de los vegetales.
  • Desarrollan la paciencia y comprenden que las cosas necesitan su proceso.
  • Estar en contacto con la tierra, moverla, tocarla, realizar agujeros fortalece los músculos de las manos.
  • Coger las plantas y sobre todo las semillas favorece la actividad motora-fina.
  • Cuando trabajan en jardinería, están haciendo un ejercicio físico, sobre todo si tienen que transportar tierra con la carretilla, cavar hoyos o llevar sacos de un sitio a otro.
  • Desarrollan los sentidos: el tacto (tocando la tierra y las texturas de las hojas), olfato (oliendo las plantas aromáticas o las flores), el gusto (si cultivan frutos comestibles) y la vista (deleitándose ante la maravillosa belleza de las plantas).
  • Se vuelven más responsables, ya que saben que han de cuidar de las plantas si quieren que estas crezcan sanas y fuertes y den sus frutos o nazcan sus flores.
  • Ver que sus plantas prosperan y crecen reforzará su autoestima.
  • Mayor aplicación de la mente lógica. Tendrán que discurrir sobre cómo solucionar problemas, cómo optimizar el espacio de cultivo, cuánta agua necesita cada especie, etc.
  • Amplía su curiosidad, su afán explorador.

 

 

 

Contacta con nosotros

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.